¿Cómo usar Internet de forma segura?

Si lo que estás buscando es una forma en la cual operar mejor tu conexión a internet en pro de mantener e incluso mejorar tu seguridad y privacidad en la red, acá te traemos algunos consejos que te serán de mucha ayuda. Ten en consideración que con tan solo con que coloques algunas de ellas en práctica será más que suficiente, y estarás blindado si logras ejecutarlas todas.

Cambia tus contraseñas de forma periódica y no utilices una misma siempre

Algunos de los errores más usuales en la protección de los datos en la red es el empleo de una sola y única clave para todas las cuentas que diariamente se utilizan. Además de usar distintas contraseñas, no vayas a recurrir a fechas indicadas, números telefónicos o números que usas normalmente, puesto que será mucha más alta la probabilidad de que tu contraseña sea adivinada. Otro buen consejo seria que la cambiarás periódicamente, siendo una de las fórmulas más eficaces la mezcla de letras, números y símbolos.

Utiliza la barra de navegación para la escritura de direcciones

Usualmente tendemos a usar motores de búsqueda conocidos para encontrar los sitios web que utilizamos a diario. Evita hacer esto, puesto que muchos ciber delincuentes tienden a clonar este tipo de páginas para poder colarse entre los resultados más populares.

Cuenta con un gran antivirus como aliado

Actualizarse y protegerse nunca estará de más. Observa las versiones y siempre procura de que estén al día en cuanto a sus actualizaciones. Lo mismo deberías hacer con tu sistema operativo si no quieres llevarte algunas sorpresas.

No vayas a olvidarte del cierre de sesión

Es un poco complicado, pero sí, es necesario que lo hagas. Ya cuando hayas terminado con tus asignaciones en el ordenador, asegúrate de que en todo momento hayas cerrado la sesión. De esta forma, si tu ordenador es compartido, vas a evitar cualquier otro susto.

Cuidado con el phishing

La suplantación de identidades figura como término informático empleado para llamar al abuso informático que se basa en el intento de adquirir datos confidenciales de manera fraudulenta. No caigas en estas trampas. No vayas a responder correos electrónicos de personas desconocidas y, mucho menos, vayas a introducir contraseñas y datos sobre estas páginas web falsas que logran replicar perfectamente las originales.

Páginas de acceso a clientes como en el caso de los bancos o para el acceso al iCloud de Apple, son algunos de los sitios web más recurrentes que los delincuentes informáticos usan para el robo de contraseñas.