La tecnología de las Tarjetas de crédito y sus plásticos

Visa y Mastercard han trabajado en innovadoras plataformas tecnológicas y sistemas para aplicar en los pagos de una gran cantidad de consumidores que les permitían así aumentar los niveles de seguridad y simplificar cualquier tipo de proceso comercial.

En el caso de Mastercard ha anunciado a comienzos de año su iniciativa por desarrollar una consistencia mayor en los pagos, haciendo así que los pagos sin necesidad de contacto se puedan volver parte de la jornada diaria en un periodo máximo de cinco años.

La rapidez de la tecnología de los pagos sin contacto les va a permitir a las personas de todo el mundo aprovechar así los beneficios de la tecnología digital de la generación siguiente.

A partir de este año 2020, proveedores como Mastercars van a exigir la actualización de una línea de terminales de pago y tarjetas en toda América Latina, el Caribe, Europa, Asia, el Medio Oriente, África y Oceanía, a fin de ofrecer una tecnología mucho más segura y conveniente para el procesamiento de los pagos sin contacto con las tarjetas.

La rapidez de los pagos sin requerir contacto, mezclada con la autenticación dinámica bajo un grado EMV que brinda protección contra los fraudes, buscan transformar cada una de las transacciones comerciales de todos los días, brindando un nivel de seguridad y conveniencia mayor, y beneficiando a los consumidores y comerciantes de forma equitativa.

Esta también resulta de mucha ayuda para los emisores al incrementar el empleo de las tarjetas y desplazando al dinero en efectivo, y llega a impulsar casos de uso único para gobiernos, como lo sería el transporte público en algunas ciudades del mundo.

En la actualidad son miles y miles los consumidores que tienen la posibilidad de pagar con un sencillo toque en más de ocho millones de terminales repartidos en más de ciento diez países. En Latinoamérica se presento un auge de dieciocho veces el número de transacciones sin contacto que en el año 2018, experimentando un crecimiento exponencial en el volumen de gasto por trece, según datos propios de Mastercard.

En pocas palabras, la demanda de los pagos sin contacto va creciendo y en pasos agigantados, con un quince por ciento de todas las adquisiciones a escala global usando esta tecnología. Tanto así que es Mastercard se logro definir una hoja de ruta en donde se establecen los siguientes parámetros:

  • A partir del mes de octubre del 2020 todos los terminales nuevos habilitado en el Medio Oriente, Europa, América Latina, África, Asia y Oceanía van a poder aceptar los chips EMV y la tecnología sin contacto.
  • A partir de abril del año 2021 todas las nuevas tarjetas que se emitan en las regiones anteriormente mencionadas van a contar con tecnología de chip EMV sin contacto.
  • Antes del mes de abril del año 2023, todas las terminales de comercios y negocios en las regiones anteriormente mencionadas van a encontrarse habilitadas para aceptar la tecnología sin contacto.