Lubricantes anales: todo lo que debes saber

El sexo anal es una práctica que cada vez más parejas llevan a cabo, tanto homosexuales como también heterosexuales. Esto es así debido al deseo de experimentar y el placer que encuentran mediante este tipo de sexo. No obstante, aunque muchas personas se animen a intentarlo, lo cierto es que no todos son expertos en el tema, y terminan con experiencias más dolorosas que placenteras.

Cuando una pareja decide iniciarse en el sexo anal y no tiene los conocimientos necesarios, es posible que sufran para conseguir disfrutarlo. De hecho, es debido a esta desinformación que ocurren accidentes. Por este motivo, hemos preparado este artículo para contarte lo que debes saber para tener la experiencia definitiva y más placentera posible. Te hablaremos del lubricante especial que se requiere, cómo utilizarlo y demás información valiosa, de modo que al final sepas cómo escoger el mejor lubricante anal.

¿Qué es un lubricante anal?

A diferencia de la vagina o el pene, el ano no es una zona que produzca lubricación propia, por lo que intentar penetrarlo sin aplicar un lubricante que lo dilate, puede volverse una experiencia dolorosa y traumática para la persona. 

Debido a esto se desarrollaron los lubricantes anales, los cuales son un tipo de aceite que, al aplicarse en la zona en cuestión, facilita la penetración, reduciendo la fricción y el dolor.

En el mercado existen diferentes presentaciones de este aceite; sin embargo, debes aprender a reconocer el mejor lubricante anal para ti. A continuación, te contaremos cómo hacerlo.

¿Cómo escoger el mejor lubricante anal?

Como hemos dicho al comienzo del artículo, se debe saber escoger el mejor lubricante anal para ti, y para ello, debes considerar los siguientes puntos, aunque una gran forma de asegurarse de estar haciéndose con un producto de calidad es visitar Sexshopwow:

  • Al elegir un lubricante anal, debes asegurarte de que sea una presentación especial para llevar a cabo el sexo anal, pues no todos los lubricantes funcionan igual.
  • Asegúrate de que el lubricante no tenga algún químico que pueda hacer una reacción con el condón y lo dañe o rompa. Recuerda que, aunque a través del sexo anal no puedes embarazarla, sí puedes contraer una enfermedad de transmisión sexual.

Estos son algunos de los puntos que debes tener en cuenta cuando vayas a elegir un lubricante anal para ti. Siempre ten presente que la intención es que dilate el ano, de modo que no sientas dolor ni tú ni tu pareja. Y siempre usen protección.

¿Cómo usar apropiadamente el lubricante?

Recientemente te hemos contado que el ano no es una zona que se lubrique por su cuenta, como la vagina, por lo que es necesaria la intervención del lubricante. Pero para poder utilizarlo o aprovecharlo adecuadamente debes considerar los siguientes puntos:

  • La higiene personal es uno de los aspectos más importantes a la hora de tener sexo, tanto tradicional como anal. Cuando vas a practicar el sexo por detrás, es importante que tengas buena higiene y que te bañes antes, pues es una zona que se expone a muchas bacterias, y además de esto, el mal olor. Por este motivo, este es uno de los puntos que debes considerar antes de practicar sexo anal.
  • Luego, la lubricación es sumamente importante, y como el ano no lubrica, debes asegurarte de aplicarle una cantidad bastante generosa de este aceite para reducir el dolor lo más posible.
  • No obstante, no solo basta con lubricarlo. En principio, el ano no está hecho para ser penetrado, no de forma natural, por lo que también debes estimularlo para que se dilate, y esto combinado con el aceite te proporcionará un disfrute increíble. Con esto dicho, antes de penetrar el ano, debes realizarle una serie de masajes para que este consiga dilatarse, también puedes probar a introducir algunos dedos durante unos instantes y cuando lo notes, ya podrás proceder a llevar a cabo la penetración.

Esta es la mejor forma de asegurar un disfrute sexual por el ano pleno, sin dolor ni sufrimiento. Asegúrate de aplicar bastante lubricante, tener buena higiene y dilatarlo.