Portátiles Gaming ¿Sirven para trabajar?

Más allá de lo que pudieras pensar, tener un portátil gaming a tu alcance puede ser de mucha utilidad, aunque no tengas en mente precisamente divertirte con algún videojuego, debido a que entre sus funcionalidades, resulta que son ideales para elevar la productividad a nivel profesional.

Ciertamente, una PC gamer sirve para todo y aunque están diseñadas para un público lúdico, hay muchos usuarios que también pueden sacarle provecho a estos equipos. Como las compañías de videojuegos son cada vez más exigentes, los equipos de computación deben estar a su altura e integrar armónicamente todos sus componentes.

Precisamente, es su potencia lo que los convierte en equipos muy versátiles para emplear en diversas áreas, en especial aquellas donde el rendimiento gráfico es imprescindible. Son muchos los casos de ingenieros, diseñadores o arquitectos que han encontrado en las portátiles gaming la herramienta ideal para optimizar su trabajo.

Laptop gamer para trabajo

Entre las principales características de estos equipos, podemos mencionarte algunas de sus ventajas que te convencerán de que vale la pena tener un portátil gamer.

Un procesador potente

Una de sus ventajas principales, es que estas portátiles tienen una excelente potencia gráfica, por lo cual podrán rendir a cabalidad. Ejemplo de ello, es el modelo Omen X, de HP, el cual por su versatilidad, además de satisfacer a los amantes de los videojuegos, proporciona el entorno ideal para quienes se dedican al diseño o a la creación de contenido.

Sus procesadores, generalmente Intel i7 7820HK, vienen desbloqueados con la intención de que los usuarios puedan incrementar el rendimiento. También se pueden combinar diferentes tarjetas gráficas, tipo NVIDIA GTX 1070 y 1080. Al mismo tiempo, 8GB de memoria GDDR5 resultan muy útiles para el procesamiento de gráficos, mientras el equipo te aporta eficiencia energética y potencia.

Justamente por ser un portátil gaming, ya no tendrás que preocuparte por el recalentamiento, ya que vienen con un diseño que fomenta el control a través de sistemas de ventilación y refrigeración que mantienen la temperatura ideal. Esto, por supuesto, alarga la vida útil de sus componentes.

Paralelamente, podrás sentirte muy cómodo con la capacidad de almacenamiento, debido a que puedes trabajar la configuración con memorias SSD de gran velocidad que constituyen el soporte perfecto para la ejecución de tus programas, además de proveerte de discos duros amplios para el almacenamiento de la información.

Aporte multimedia

A su vez, la pantalla y el sonido tienen un acople armónico que ofrece mayor calidad. Este tipo de equipos también cuenta con alta resolución, paneles de altura y sistema antirreflejos. Con respecto al sonido, es toda una experiencia sólo si quieres ambientar tu oficina o lugar de trabajo, a menos que te dediques a la creación de material audiovisual, donde sí necesitas cuidar todos los detalles. Los altavoces son de calidad superior, al igual que la proyección de los auriculares.

Un teclado personalizado

Si te dedicas a la redacción de contenido, el teclado es esencial y en una portátil gaming tendrás este accesorio mecánico, táctil, muy cómodo y agradable. Además es muy completo, pues cuenta con un panel numérico y un sistema de luces LED RGB que te permite elegir el color de tu preferencia y la intensidad del brillo.

Finalmente, lo mejor de todo es que también te encontrarás con varias opciones que facilitan la conectividad, ya que al ser concebidas como estaciones de trabajo, no necesitarás adaptadores y podrás utilizar varios puertos USB, conectando los dispositivos que requieras.

Las mejores portátiles gaming para trabajar en el mercado podrás encontrar portátiles a buen precio que oscilan entre 600 y 900 euros, en modelos como: Acer Predator, Lenovo Ideapad Y520 o la Lenovo Ideapad 310.